*

Tendencias
Compartida
Actualizado el 25/01/2018
Estás leyendo:Parte expedición que estudiará el punto más profundo del mar chileno

Parte expedición que estudiará el punto más profundo del mar chileno

Autor: Verónica Carreño

Proyecto sumergirá un rover en la fosa de Atacama, construido por Kevin Hardy, quien fabricó el submarino que James Cameron usó en la fosa de Las Marianas.

Parte expedición que estudiará el punto más profundo del mar chileno
Kevin Hardy, en la U. de Concepción, preparando la expedición.

La fosa de Atacama, que se extiende por más de 5.000 km frente a las costas del norte de Chile, Perú y Ecuador, es tan profunda como desconocida.

Debido a las dificultades que supone descender hacia sus más de 8 km de profundidad, los datos que se tienen de ella no son muchos, menos del ecosistema que se esconde dentro de esta formación geográfica.

Por ello, una inédita expedición organizada por el Instituto Milenio de Oceanografía (IMO) intentará desentrañar los secretos que guarda este abismo oceánico.

Bautizada Atacamex, se trata de la primera expedición organizada en el país para comprender la fosa, que contará con la asesoría del ingeniero oceánico Kevin Hardy, quien construyó el submarino robótico que bajará hasta el fondo.

Hardy tiene 40 años de experiencia y en su currículo anota haber construido el submarino con el que el cineasta James Cameron descendió en las fosas de Las Marianas en 2012.

El submarino o Vehículo de Océano Profundo (VOP), bautizado por el equipo como Lander IMO, y diseñado por Hardy, permitirá por primera vez obtener imágenes de la fosa gracias a su estructura liviana hecha de titanio y de esferas de vidrio.

El vehículo descenderá en caída libre hasta el fondo del mar. Posee una pequeña cámara de alta resolución, dos focos led que permiten ver y hacer observaciones, además de un brazo robótico que lleva carnada para atrapar pequeñas especies carnívoras o carroñeras para su posterior estudio. Realizadas sus tareas, el vehículo suelta los pesos que lleva para así poder retornar al nivel del mar, hasta el buque de investigación.

“Las chances de éxito de Atacamex son muy altas, dado que se ha realizado una serie de pruebas experimentales con el Lander IMO. La sensación en el laboratorio es muy optimista, se trata de un equipo muy preparado, ha sido un honor trabajar con ellos y estoy seguro que si nos esforzamos y ponemos atención a todo, tendremos éxito”, explica Hardy a La Tercera.

El ingeniero no oculta su orgullo de haber trabajado con Cameron. “James es un hombre muy inteligente y le gusta trabajar con los mejores en el mundo. Fue un desafío construir un lander para él”. Eso sí, agrega que si tuviese que trabajar de nuevo con el director, habría hecho un vehículo con la tecnología que se está utilizando con el Lander IMO, ya que “se trata del mejor del mundo, no porque lo haya construido yo, sino porque ya tengo mucha más experiencia”.

Importancia

Según Osvaldo Ulloa, doctor en Oceanografía y director del IMO, quien lidera la expedición, pese al desconocimiento de su existencia, la fosa de Atacama, la décima más profunda del planeta, es clave para entender las características del comportamiento del territorio chileno. Sin ella, ni la Cordillera de Los Andes ni su cadena volcánica existirían, así como tampoco los terremotos y tsunamis que sacuden a Chile. “Muchas de las cosas que somos como país dependen de la existencia de la fosa”, explica el investigador.

La expedición zarpará desde Valparaíso esta medianoche, a bordo del buque científico de la Armada AGS-61 Cabo de Hornos.

Durante su primera semana, los científicos se concentrarán en realizar -mediante ultrasonido- un mapa de la fosa entre Coquimbo y Caldera, frente a Huasco, para determinar su profundidad en el área. Si es lo suficientemente honda, se lanzará el ve- hículo por primera vez.

El siguiente punto de trabajo será frente a Antofagasta, lugar que Ulloa señala es la parte más profunda de la fosa “según una expedición italiana de 1997 y que no resultó muy bien, dado que sólo recolectó algunos sedimentos a 7.763 metros de profundidad” (ver recuadro).

Recolección

Atacamex no sólo llevara al Lander IMO para la investigación. Además, los científicos harán debutar una red llamada MOCNESS (sigla en inglés para Red de apertura y cierre múltiples con un sistema de detección ambiental), que puede descender hasta 6.500 metros y que será usada para “colectar zooplancton, algunos crustáceos y al krill de Humboldt para su estudio”, según Ulloa.

La diferencia con el VOP radica en que MOCNESS se mantiene en todo momento conectada al buque a través de un cable conductor, por lo que es capaz de medir en tiempo real elementos tales como la salinidad del agua, así como su profundidad y temperatura.

El proyecto es financiado por Conicyt y la Iniciativa Científica Milenio. “Nuestro país es largo, ancho, alto y profundo. Hasta ahora hemos podido observar el Universo gracias a nuestras ricas condiciones en el norte, pero tenemos un territorio inexplorado, esa es la fosa de Atacama. Esta expedición es una oportunidad de conocer lo que hay abajo. Esta todo por descubrirse. Lo más relevante, lo hacemos desde Chile con nuestros científicos y nuestra creatividad”, dice Mario Hamuy, presidente de Conicyt.

(Para ver en detalle la infografía, haz click aquí o en la imagen)

ten-fosas-atacama

Papel digital