*

Mundo
Compartida
Actualizado el 11/09/2012
Estás leyendo:Más de un millón de catalanes marcharon en Barcelona por la independencia

Más de un millón de catalanes marcharon en Barcelona por la independencia

"Es la manifestación más importante de nuestra historia", afirmó al comienzo del encuentro la presidenta de la Asamblea Nacional Catalana, Carme Forcadell.

Más de un millón de catalanes marcharon en Barcelona por la independencia

Una masiva marcha de hasta tres kilómetros de longitud hizo colapsar hoy el centro de Barcelona para exigir la independencia de Cataluña así como un pacto fiscal con el gobierno de España a fin de mejorar el financiamiento de las arcas regionales.

La manifestación por la fiesta regional catalana de la Diada, organizada por la plataforma Asamblea Nacional Catalana (ANC), que cuenta con el apoyo del gobierno regional de la comunidad autónoma del noreste de España, comenzó a las 18:00 horas local y, según fuentes policiales, logró reunir a un millón y medio de personas en medio de un ambiente festivo.

Los organizadores hablaron incluso de dos millones de asistentes, buena parte de los cuales llegaron en autobuses desde otras ciudades catalanas.

“Es la manifestación más importante de nuestra historia”, afirmó al comienzo del encuentro la presidenta de ANC, Carme Forcadell, safisfecha por la “extraordinaria” respuesta de los catalanes a la convocatoria. “Ha superado todas las previsiones”, dijo a periodistas.

Cataluña, nuevo Estado de Europa” es el lema de la concentración en la que se escucharon gritos de “independencia” entre un gran número de banderas independentistas catalanas (“esteladas”) y pancartas en las que se leía en inglés “Freedom for Catalonia” (“Libertad para Cataluña”) o “Catalonia is not Spain” (“Cataluña no es España”).

Entre los presentes había numerosos miembros del Parlamento y del gobierno regional, así como el alcalde de Barcelona, Xavier Trias, y el ex presidente catalán Jordi Pujol. Según medios locales, el actual titular del gobierno catalán, Artur Mas, no asistió a la manifestación, pero sí nueve de sus 11 consejeros y su esposa, Helena Rakosnik.

Antes de la marcha proindependentista, el presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, expresó su respeto por la convocatoria y apeló a la prudencia de las autoridades catalanas a la hora de realizar propuestas como la de un pacto fiscal, en medio de la grave crisis económica que azota el país.

“El reto que hoy tiene Cataluña, el reto que tienen las comunidades autónomas y el reto que tiene España en conjunto es crecer y crear empleo”, dijo Rajoy en Madrid, tras reunirse con su colega finlandés, Jyrki Katainen.

“Si en algún momento de la historia reciente de España es fundamental que trabajemos juntos con el objetivo de mejorar la prosperidad de los ciudadanos, crear empleo, superar la crisis y dar soluciones, ese momento es ahora”, añadió Rajoy.

El gobierno regional en Barcelona, con las finanzas ahogadas, defiende que Cataluña aporta al resto de las regiones españolas más de 16.000 millones de euros (unos 20.500 millones de dólares) anuales. Por ello, el presidente regional, Mas, aseguró que si no se llega a un acuerdo sobre la financiación se abriría “el camino de Cataluña hacia la libertad”.

El líder del partido Unión Democrática de Cataluña y diputado en el Parlamento nacional en Madrid, Josep Antoni Duran Lleida, advirtió durante la marcha que si los políticos e instituciones españolas “no entienden el clamor del pueblo de Cataluña”, habrá “problemas serios”. “El pueblo de Cataluña se está manifestando contra la asfixia financiera y la recentralización”, afirmó.

Cataluña, con sus 7,5 millones de habitantes, es la región con el mayor producto interno bruto (PIB) de España. Los separatistas defienden que una Cataluña independiente se encontraría entre las principales potencias económicas de Europa. Sin embargo, es la región más endeudada de España, con 42.000 millones de euros, y sus autoridades solicitaron en agosto ayuda financiera de emergencia al gobierno central en Madrid por unos 5.000 millones para poder atender los vencimientos de deuda.

Según una encuesta del Centro de Estudios de Opinión (CEO), un 51,1% de los catalanes votaría a favor de la independencia de Cataluña.

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital