*

Tendencias
Compartida
Actualizado el 23/01/2017
Estás leyendo:La revalorización del bitcoin

La revalorización del bitcoin

Autor: Axel Christiansen

A comienzos de este año, el bitcoin pasó, por segunda vez en su historia, la barrera de los mil dólares y cada vez más seduce a los usuarios de la red. Sin embargo, hay expertos que creen que esta moneda virtual es sólo un experimento que no tendrá impacto en la economía.

La revalorización del bitcoin

Cuando el ingeniero informático Julio Quiroz, 32 años, escuchó sobre el bitcoin en 2010, su impresión fue muy parecida a la que tiene la mayoría de la gente: “Es la moneda de los hackers”. Sin embargo, comenzó a estudiar sobre el tema y tres años más tarde compró su primera moneda a 40 dólares. A comienzos de este año, esa misma moneda pasó la barrera de los mil dólares, su segundo valor más alto desde su creación, en 2009.

Así como Julio, son cada vez más las personas que en Chile y el mundo prestan atención a esta enigmática criptomoneda (ver recuadro) que no se rige por bancos ni gobiernos y que ha desatado una verdadera fiebre del oro, pero en internet.

Hay quienes apuntan a este nuevo fortalecimiento del bitcoin a la situación internacional. La llegada de Donald Trump al poder o el resultado del Brexit, por ejemplo, tienen con incertidumbre a varios inversionistas, quienes confiaban en el poder y estabilidad del dólar y el euro.

También existen países que la han empezado a adoptar por necesidad, como India, que pasó el año pasado por un proceso de desmonetización y donde la gente pagó hasta un 30% más del valor de sus ahorros en bitcoins para no perderlo todo. “Hay gente que se está aburriendo de que el valor de sus ahorros se vaya perdiendo por culpa de bancos o gobiernos irresponsables”, dice Guillermo Torrealba, CEO de SurBTC, agencia donde se puede comprar y vender esta moneda en Chile.

Mineros e inversionistas

Al ser una moneda virtual, las transacciones con el bitcoin son instantáneas y prácticamente sin costo para el usuario. Además, no requiere la identificación de alguien para utilizarla, aunque cada movimiento en la red se guarda en un registro llamado cadena de bloques que puede ser rastreado y es imposible de falsificar.

Al bitcoin se puede acceder de dos maneras. La primera es a través del mining o extracción de bitcoins. Pero la minería de bitcoins es un proceso que requiere conocimientos más acabados de informática, por lo que la opción más sencilla para entrar en el mercado es la inversión en la moneda. Para ello existen casas de cambio para adquirirlas y quedan disponibles en una billetera virtual.

En Chile, la más grande de este tipo es SurBTC, que también abastece a Colombia y próximamente a Perú. Torrealba explica a La Tercera que el año pasado hubo cinco mil personas utilizando el sitio, las que movieron cerca de tres mil millones de pesos en intercambios de moneda.

El perfil de los usuarios es gente joven, vinculada al mundo del emprendimiento y de alto conocimiento digital, pero también se han sumado usuarios ideológicos seducidos por la idea de contar con una moneda que no depende de gobiernos ni bancos. También están quienes las usan para sacar dinero de países con algún tipo de conflicto, como en Colombia y Venezuela. En Chile, en cambio, el bitcoin es visto como una alternativa de ahorro a largo plazo.

Quiroz, quien ha usado bitcoins para comprar en Amazon, Starbucks e incluso Super 8 en un negocio del barrio Lastarria, cree que recién en unos ocho años más el mercado estará lo suficientemente maduro como para poder usarlas más para transacciones diarias. Este chileno, además, trabaja en masificarla en videojuegos, junto a la firma Mego, con la que pronto lanzarán el juego de rol Hammercoin.

La otra cara

El doctor Garrick Hileman, historiador y economista de la U. de Cambridge, explica a La Tercera que la gente cree que esta moneda llegó para quedarse. “Mientras el bitcoin no posee la larga historia del oro como una forma de acumular valor, ofrece muchas ventajas sobre el oro, como facilidad de almacenamiento, de transferencia, convertibilidad y adquisición”, dice.

Pero una de las principales barreras de aceptación del bitcoin ha sido su vinculación a transacciones ilegales dentro de lo que se denomina la internet profunda (deep web), y hay expertos que dejan al bitcoin como un simple experimento financiero que no tendrá impacto en la economía a largo plazo. Dan McCrum, editor de capitales de Financial Times, dice que su impacto aún es tan pequeño que no puede compararse con ninguna moneda reconocida en el mundo.

El valor colectivo de las bitcoins es de unos US$ 16 mil millones, mientras que el del resto de las divisas sumaban US$ 82 billones en 2014. En ese contexto, el bitcoin hoy es comparable sólo con el som, la moneda de Uzbekistán.

Otro problema, presentado por Tom Simonite, del Technology Review del MIT, es el número de transacciones por segundo que los servidores del bitcoin pueden solucionar. Actualmente se pueden realizar siete por segundo, con un aumento teórico de 21 por segundo; la tarjeta Visa, en cambio, maneja dos mil transacciones por segundo, con un peak teórico en días más ajetreados de 56 mil transacciones.

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital