*

Nacional
Compartida
Actualizado el 16/04/2015
Estás leyendo:La cazuela: el plato favorito del chileno

La cazuela: el plato favorito del chileno

El Dia de la cocina chilena, iniciativa impulsada por la Asociación de Chefs de Chile, se festeja desde 2009 para honrar los platos locales.

La cazuela: el plato favorito del chileno

Humitas, estofado, pastel de choclo, curanto, cordero al palo y carbonada. Esas fueron algunas de las preparaciones homenajeadas ayer, en el marco del “día de la cocina chilena”, que desde 2009 – impulsada por la Asociación de Chef “Les Toques Blanches”-, dedica una jornada a destacar a los platos típicos del país, para dar a conocer la historia gastronómica y preservar su patrimonio.

Con distintos aliños, recetas y secretos de cocina, la cazuela se ha convertido en el platillo preferido para los distintos paladares: con diversas presentaciones a lo largo del país, se construye a partir de porciones de papa, choclo, zapallo y carne de vacuno, sobre un humeante y aderezado caldo.

“El plato más representativo por las distintas variantes que tiene, es la cazuela, porque hay distintas versiones como en Chiloé y en la zona central”, dice el crítico gastronómico, Carlos Reyes.

Coinciden los expertos, que a lo largo de Chile se puede ver representada la diversidad de la cocina, con los platos típicos de cada zona. El chef y dueño de La Fuente Chilena, Alvaro Barrientos, asegura que la cocina local está determinada por el tipo de ubicación y su geografía. “Hoy en día la cocina chilena es extremadamente representativa. Tenemos recetas en la Patagonia, en el desierto, en el extremo norte, muy tradicional en la región central, la cocina de los mares, de los lagos, etc”.

Reyes agrega que cada lugar ha ido dando a conocer y potenciando sus platos típicos. “En la Patagonia se puede degustar el ‘cordero al palo’, o en Isla de Pascua el ‘Tunu ahí’ (un plato en base a pescados cocidos en piedras calientes), el charqui con cebolla y aceitunas en la zona del Aconcagua, los camarones de río en el Valle Limarí o el curanto, etc”.

Durante los últimos 50 años, al igual que los platos tradicionales de la zona, la cocina chilena ha ido evolucionando en función del entorno. “Ahora tenemos la cocina urbana de calle, de la casa, de Chiloé, del norte grande, del norte chico, mapuche, de las islas”, agregó Reyes.

La Presidenta Michelle Bachelet se unió a los festejos y destacó que este día recuerda “nuestra identidad culinaria y nuestro patrimonio gastronómico. Qué mejor ejemplo que la diversidad es riqueza, porque esta diversidad de productos nos enriquece como país”.

Su propia celebración, por quinto año, tuvo también el conocido “bife a lo pobre”, un platillo que -pese a las casi 800 calorías que aporta- se ubica entre los favoritos de la cultura popular. ¿Sus ingredientes? Un buen bistec, cebolla rubia, papas fritas y dos huevos coronando el plato. La jornada, en el restaurante “Donde Zacarías”, convocó a casi 800 personas. “Es un plato muy calórico, pero muy rico”, dice Zacarías Alarcón.

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital