*

Nacional
Compartida
Actualizado el 04/06/2017
Estás leyendo:Fiscalía indaga presunta estafa de US$ 1 millón en aplicación de celular Colo Colo Móvil

Fiscalía indaga presunta estafa de US$ 1 millón en aplicación de celular Colo Colo Móvil

Autor: Felipe Díaz

Dos hermanos se querellaron, acusando que tras invertir en la “app” descubrieron que era inviable. Según la acción legal, el programa prometía a los hinchas tener contacto con los jugadores.

Fiscalía indaga presunta estafa de US$ 1 millón en aplicación de celular Colo Colo Móvil

La aplicación de teléfonos celulares Colo Colo Móvil se promocionó entre 2012 y 2014 como una revolucionaria herramienta para los hinchas del popular equipo de fútbol. Entre otras prestaciones, prometía a los aficionados estar al día con las últimas novedades de la escuadra e incluso se podría tener conversaciones con algunos de los jugadores.

Esta “app” y las tratativas económicas tras su administración, hoy son motivo de una investigación judicial. Esto, luego de que se presentara una querella por los delitos de apropiación indebida, estafa y lavado de activos por parte de dos inversionistas, quienes aportaron US$ 1 millón al proyecto y luego, según la presentación penal, se dieron cuenta de que la aplicación era inviable.

La historia tras este presunto engaño se encuentra relatada en la acción penal, presentada en abril por el abogado Juan Carlos Manríquez. Ahí se indica que los hermanos Víctor y Renzo Rissetto conocieron a Felipe Acosta -de la empresa Telestar- a fines de 2012. Este quería emprender en el rubro de las telecomunicaciones, “pero muy especialmente en productos de telefonía ligados a plataformas de redes sociales desarrolladas para los hinchas del fútbol profesional chileno”.

El texto añade que “se trataba de un producto novedoso, pero ya en operación, que alojaba en los teléfonos celulares de los titulares un programa o aplicación para estar en contacto continuo con el equipo y/o con los jugadores de su afición, por medio de mensajería, llamados, videos y otras plataformas disponibles, y cuya operación suponía que el usuario pagara el plan contratado, como los adicionales que iría sumando al equipo o cuenta original”. Esta aplicación era conocida como Colo Colo Móvil.

De esta forma, los responsables del proyecto instaron a los hermanos Rissetto a aportar nuevos capitales para hacer crecer esta plataforma. Así, y por más de un año, se prolongaron las conversaciones para entrar en la sociedad. Según la acción legal, todo se precipitó en diciembre de 2013, cuando los querellantes tuvieron una conversación con Acosta, quien les exhibió videos promocionales del sistema -incluyendo comerciales con figuras históricas de Colo Colo- y extractos de noticieros en que se hacía alusión a este producto.

Entra Pedro Carcuro

En uno de los videos aparecía el relator deportivo Pedro Carcuro. Este factor, sumado al análisis de algunos estados financieros, fueron los gatillantes para que las presuntas víctimas ingresaran al negocio. Para esto, de acuerdo a la querella, realizaron dos depósitos de US$ 500 mil.

En 2014, cuando los hermanos Víctor y Renzo Rissetto ya habían realizado las transferencias bancarias, se dieron cuenta de que “les entregaron un cascarón vacío y sin ningún valor (…) No hubo un negocio que funcionara realmente, con los clientes, activos, contratos ni con las plataformas que decían tener. Tampoco tenían una voluntad real de hacer crecer un negocio”, indica la querella.

El documento agrega que los estados financieros de la firma estaban prácticamente sin flujo. También se indica que el dinero se usó para diversos gastos, como pagar sueldos y deudas, pero no para lo cual habían sido comprometidos.

Entre los elementos con que se encontraron, afirman los querellantes, “no había capacidad de transferir conocimiento o tecnología, porque el origen del producto ya estaba plagado de problemas técnicos irresolubles que habían hecho quebrar a los gestores iniciales del asunto”.

Felipe Acosta, contactado por La Tercera, indicó que aún no era notificado de esta querella y que no iba a pronunciarse hasta contar con mayores antecedentes.

Diligencias

La causa se encuentra radicada en la Fiscalía Local de Las Condes, que en las próximas semanas dará curso a las diligencias para aclarar este caso.

Juan Carlos Manríquez indicó que se contempla “la citación de testigos que tuvieron conocimiento de estos hechos o que en su minuto difundieron estos productos, que resultaron ser inexistentes, tales como algunos comunicadores sociales y particularmente el periodista Pedro Carcuro, así como otros que han sido referidos en la indagatoria”.

Carcuro, consultado sobre esta situación, indicó que no tenía recuerdos de Colo Colo Móvil. Respecto a la eventual citación a la fiscalía, indicó que “hay que cumplir, si es una cuestión de carácter obligatorio”.

Blanco y Negro

El gerente general de Blanco y Negro, Alejandro Paul, explicó que desde hace dos años que el club no tiene relación con Telestar.

“Nosotros teníamos un contrato con ellos y hoy estamos en la cámara de arbitraje de la Cámara de Comercio, en una denuncia por incumplimiento de contrato de ellos con nosotros”.

Agregó que esto se debió a que “el negocio les quedó grande. No pudieron cumplir con el plan comercial de cobertura y tenían un contrato de licencia con nosotros, para usar el nombre. A ellos les fue mal, pero ahí Colo Colo no tiene nada que ver”.

Respecto de esta querella por estafa, indicó que “ese es un tema entre los denunciantes y Telestar”.

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital