*

Nacional
Compartida
Actualizado el 11/08/2014
Estás leyendo:El Transantiago al pizarrón: los mejores y peores recorridos en horario punta

El Transantiago al pizarrón: los mejores y peores recorridos en horario punta

Autor: Valentina Mery y Diego Villegas. Santiago

A través de datos publicados por el Directorio de Transporte Público Metropolitano, La Tercera y el experto Louis de Grange analizaron las cifras.

El Transantiago al pizarrón: los mejores y peores recorridos en horario punta

Son las 17.03 de la tarde y Gladys Morales está detenida en la esquina de San Antonio con Santo Domingo, en el paradero del recorrido 226, de la empresa Subus, que va hasta Puente Alto. Ahí también se detiene el recorrido 230, el 206, el 208 y el 203, la mayoría de ellos con destino final La Pintana. Gladys es testigo del recambio de personas en el lugar, quienes a diferencia de ella, no esperan más de 10 minutos para que llegue el bus. Pasadas las seis, recién puede ver cómo su bus llega a la zona. “Siempre es lo mismo, los recorridos pasan en tránsito y los fines de semana casi no se ven. Muchas veces me tengo que ir a pie”, dice Morales, quien trabaja como secretaria y hace tres años tiene que vivir con los retrasos de este recorrido.

Unos metros más allá, cerca de la Vega Central, Samuel Escobar vive una situación diametralmente distinta. El, como todos los días, debe tomar el recorrido 301 para llegar a su casa, en el sector de la población Juan Antonio Ríos, en Independencia. No alcanza ni a sentarse cuando ya tiene un bus en su paradero. En algunos casos llegan dos juntos. “Andan impecables, nunca he tenido problemas. De todo lo que tomo en Santiago, sin dudas es de los más rápido”, dice Escobar.

Samuel y Gladys son parte de una historia que se repite en varios santiaguinos que ven alterados sus tiempos de viaje al interior de la ciudad. Por tal razón, hace una semana el ministro de Transportes, Andrés Gómez Lobo, anunció como parte del plan de mejoramiento del Transantiago, la intervención de los 12 recorridos más problemáticos en cuanto a operación se refiere, medida que beneficiaría a 220 mil usuarios del transporte público. Esos recorridos serían el B12, el 405, el 406, el 410, el 230, el 201, el 210, el 301, el 506, F13, 117 y 107. Sin embargo, la pregunta cae de frente: ¿son estos los recorridos que más presentan problemas de frecuencia?

El directorio de Transporte Público Metropolitano público en su sitio web una base de datos con las frecuencias y velocidad de todos los recorridos de Transantiago por hora en tres períodos de la semana: día laboral (lunes a viernes), sábado y domingo. Con estos datos, La Tercera, junto al experto en transportes Louis de Grange analizaron las cifras en horario punta para determinar cuáles tienen mejor frecuencia (en buses/hora) y  velocidades (km/h).

Así se determinó, por ejemplo, que el recorrido 301 de la empresa Vule es uno de los que mejor frecuencia tiene al interior del sistema de transportes, con un promedio de 27 buses por hora, es decir, en los paraderos de este servicio pasa un bus cada dos minutos. En la otra vereda está el 226 que presenta un promedio de 0,50, es decir, un bus cada dos horas (ver infografía).

En cuanto a velocidad, el más rápido es el J11 de Buses Metropolitana, que según los datos alcanza velocidades de 57 km/h. En tanto, el más lento resultó ser el 405c de Alsacia Express, quienes respondieron que “los recorridos 405 y 406 son de Express de Santiago, la operadora más grande del sistema y que tiene los recorridos más extensos del Transantiago. Por lo tanto, el problema de velocidad está directamente relacionado con congestión vehicular cada día más compleja en la capital”

Además, la empresa indicó que el hecho de “no contar con vías exclusivas para el transporte público es un tema que se debe solucionar a la brevedad si es que queremos ofrecer a los santiaguinos un transporte público de calidad. Asimismo, la semaforización presente en la ciudad favorece al transporte privado en desmedro del transporte público.

CORREDORES AMIGABLES

Para el experto en transportes de la UDP, Louis de Grange, la solución pasa por invertir más en pistas exclusivas que en corredores, como se ha hecho hasta ahora.

“Lo que hizo la alcaldesa Tohá en Santiago parece razonable, o sea yo creo que darle algunas pistas exclusivas a los buses puede ser razonable. Lo que no se puede hacer es construir corredores, porque segregan la ciudad, destruyen los barrios y a los vecinos no les gusta”, explicó.

Opinión similar tiene el urbanista Iván Poduje, que considera que “los corredores son importantes siempre que se integren bien a la ciudad. No hay que pensarlos como autopistas para buses como Santa Rosa, sino que como alamedas arboladas, con espacios públicos y paraderos de calidad”.

Víctor Barrueto, director ejecutivo de Asociación de Concesionarios de Transporte Urbano de Superficie (Actus) señala que la velocidad promedio a la que debería aspirar Transantiago es de 25 km/h.  “El tema fundamental aquí es la falta de infraestructura exclusiva y la congestión, entonces por eso en las horas peak esto se va abajo, porque la congestión impide mayores velocidades cuando tienes que andar por el mismo lugar donde van los autos. En términos de velocidad, al sistema aún le falta. La aspiración del sistema tiene que ser a tener tiempos de viajes mejores que los autos y estándar de calidad de servicio que aspire a aproximarse al metro, que es una empresa mundial”, finalizó.

Papel digital