*

Política
Compartida
Actualizado el 23/01/2018
Estás leyendo:Ciudad y territorio, nuevos focos en el horizonte del Minvu

Ciudad y territorio, nuevos focos en el horizonte del Minvu

Autor: Paula Yévenes

Cristián Monckeberg asumirá un ministerio que podría enfrentar importantes cambios de orgánica, tras una fusión con Bienes Nacionales.

Ciudad y territorio,  nuevos focos en el horizonte del Minvu
Población Las Viñitas, en el sector poniente de la comuna de Cerro Navia, Región Metropolitana.

Es abogado de la Universidad Gabriela Mistral y máster en derecho de empresas de la Universidad de Navarra, en España. Su vida ha estado ligada a la política desde hace casi 30 años, cuando asumió como presidente de la juventud de Renovación Nacional (RN), por las comunas de Ñuñoa y Providencia. Pero sus cercanos aseguran que “su lado social” es lo que le jugará más a su favor en su nuevo rol como ministro de Vivienda y Urbanismo.

Se trata de Cristián Monckeberg Bruner (49). El nombramiento causó cierta sorpresa entre quienes trabajan en el ámbito de vivienda, pero su trayectoria política habla de un hombre que podría coordinarse de buena manera con las otras carteras con las que debe interactuar este ministerio.

La diputada Claudia Nogueira (UDI) señaló que “Cristián asumirá el desafío de ordenar urbanísticamente el país y creo que lo hará con mucho profesionalismo. Vivienda es un ministerio muy social y eso es a lo que él siempre ha aspirado”.

Añadió que “hay zonas que no tienen planos reguladores, que no están ordenadas, que no tienen los estándares a los que debiéramos aspirar en Chile. Debemos ordenar el territorio de manera que las ciudades puedan crecer seguras”.

En la fundación Techo-Chile reconocen que el nombramiento fue inesperado. “Nos sorprendió. Nosotros pensábamos en alguien más vinculado a las temáticas de vivienda”, señaló Gonzalo Rodríguez, director social de la organización.

No obstante, agregó que “creemos que aprovechará su experiencia política y conocimiento del Estado para entender que el problema de la vivienda es complejo y que tiene que abordarse con las áreas de Desarrollo Social, Trabajo y Educación”.

Pero este no es el único desafío que asumirá el futuro ministro y actual presidente de RN, sino que también deberá enfrentar el eventual proceso de fusión de la cartera de Vivienda y Urbanismo con la de Bienes Nacionales, tal como está descrito en el programa de gobierno del presidente electo, Sebastián Piñera. En su reemplazo se crearía el Ministerio de Ciudad, Vivienda y Territorio.

“Creemos que esta fusión es una buena idea, porque da a entender que la vivienda no es el único problema, sino que hemos dado pasos grandes para entender que hay problemas de ciudad, y que estamos dejando fuera de ella a quienes no pueden pagar”, sostuvo Rodríguez.

La posible unificación de los ministerios también fue bien vista por Javier Vergara, director ejecutivo de la organización Ciudad Emergente. “El cambio de nombre es una buena señal. Da a entender un mayor enfoque en lo urbanístico. Hay un desafío enorme de volver a poner el foco en que las ciudades sean lugares agradables para vivir”, sostuvo.

Con lo anterior, explicó que se refiere a “poner énfasis en las personas y no en los autos ni en los artefactos, sino en cómo vive la gente. Eso modifica muchas cosas no deseables de la ciudad”.

La idea de esta fusión no es nueva. “Esta es una propuesta muy antigua, y que parece muy interesante si uno la mira desde el punto de vista de la administración”, señaló Anamaría Lisboa, decana de la facultad de Arquitectura y Urbanismo de la U. Central.

La académica opinó que “más allá de cambios, la nueva cartera tendrá que abarcar muchas áreas del territorio Nacional, con muchos desafíos pendientes, como el déficit habitacional del país, que es de casi 500 mil hogares”.

No obstante, apuntó que “si lo miramos desde el área del bien de uso público, esta fusión indudablemente va a ser beneficiosa, porque habrá trabajo en conjunto”.

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital